Concerto Grosso alla Rústica

Simplemente genial.
Les Luthiers en estado puro.

Tags: , , , , ,

Cada cosa en su sitio

Intento mantener separada mi vida personal de la profesional: tú no sabías que estaba casado y mi  mujer no sabe que trabajo.

El ex-jefe de Leela en el departamento de Criogenia Aplicada en Futurama.

Tags: , , , ,

Espejos

No olvidéis que yo no puedo verme. Mi papel se limita a ser el que mira al espejo.

Jacques Rigaut, poeta del surrealismo francés.
También oída en la cabecera del capítulo 4 “A Plena Vista” de la primera temporada de Mentes Criminales.

Tags: , , , , , ,

Jardín de infancia

Jugaba haciendo volar de un lado para otro un oso de peluche.
Corría de un lado a otro, para que fuera cada vez más rápido, al grito de “¡Superdog al rescate!”.
Intentaba hacer que jugara con él, mientras yo hacía una mueca en un esfuerzo por sonreír cada vez que me enseñaba orgulloso los huecos en su dentadura de dientes de leche.
“Menudo bicho”, pensaba mientras se colaba por los huecos de la barandilla y se movía por aquí y allá.
No me podía quitar de la cabeza la respuesta que di cuando, al hacer un comentario sobre la hiperactividad del pequeño, me dijo: “Seguro que tú también hacías eso cuando eras pequeño”.
“No”, contesté secamente.
¿Qué se debe contestar cuando la infancia no existe?

Tags: , , ,

El libro de una vida

Ayer, pensativo, insomne y sin saber qué hacer para remediarlo, rebusqué en la estantería.
Entre novelas y manuales técnicos encontré un tomo algo descuidado, roído y gris.
Aunque el polvo se acumulaba sobre él parecía muy usado y, picado por la curiosidad, lo cogí.
Las tapas estaban borrosas y no había ninguna otra marca que pudiera identificar su contenido.
Me dejé caer en el borde de la cama, con una extraña sensación de familiaridad, y lo abrí, ojeando lentamente cada página, amarila y sucia.
Sorprendido, reconocí algunos pasajes.
La historia de un niño que fue creciendo y haciéndose mayor.
Había partes que daban miedo y otras que me hicieron sonreír.
Otras contaban historias de amor sin final feliz y el resto, las que más, eran lo más parecido a un ensayo científico, metódico y analítico.
También me di cuenta de que algunas partes no estaban escritas igual y parecía que hubieran contribuido varios autores. Pero sus textos, en la mayoría de los casos, ni siquiera llegaban al capítulo.
Pasaba las hojas intentando conocer el final y, de repente, llegué a una página en blanco. Extrañado, avancé un poco más haciendo correrlas bajo mi pulgar, y el resto hasta la contraportada estaban también vacías.
Volví a la última página escrita y leí como alguien, sin saber qué hacer para dormir, rebuscaba en una estantería donde había libros de muchos tipos hasta que, cuando estaba a punto de desistir, encontró un libro de aspecto descuidado, roído y gris…

Tags: , , , , , , ,

Insulto a la alemana

Das einzig interesseante an deiner Lebensgeschichte ist, wie du aus dem Versuchslabor entkommen bist

Viene a decir más o menos: “Lo única cosa interesante de tu vida es cuando te escapaste del laboratorio”.
Visto en Microsiervos.

Tags: , ,

Autorretrato

Vuelvo a ser yo mismo.
Quizá el que he sido siempre o, más bien, el que nunca llegaré a ser.
Aquel lobo que husmea entre las esquinas, el que acecha y acosa a sus presas sin compasión hasta conseguir lo que necesita.
Soy el cordero degollado que mira con ojos vidriosos, buscando a aquél que le pueda ayudar a acabar con su sufrimiento.
Aquel animal herido que, desangrado, desalentado y cansado, lucha por mantenerse en pie a pesar de todos y de todo.
El mismo ser indómito al que le basta una palabra para volverse dócil.
La sombra de lo que es y será, y la realidad que fue y es.
El que se oculta en el último lugar de la Tierra porque, sencillamente, no hay otro sitio mejor.
Simplemente, soy yo.

Tags: , , , ,

Gato Silvestre

Había una vez un gato silvestre.
Ese gato, que había muerto y resucitado montones de veces, había sido criado por muchas personas por las cuáles no sentía más que indiferencia.
El minino no le tenía miedo a la muerte.
Pero un buen día, nuestro gato se echó la manta a la cabeza.
Conoció a una preciosa gata blanca y ambos vivieron felices.
Pero al cabo de un tiempo, la gata blanca envejeció y murió.
El gato silvestre lloró hasta que se le secaron los ojos y también murió.
Pero esta vez no volvió a resucitar.

[Extraído de Cowboy Bebop]

Tags: , , , , ,