From lost to the river

Mañana en el cercanías camino de Atocha y del trabajo.

Pasando por Nuevos Ministerios, el tren se para y se produce el típico intercambio de viajeros.
No presto atención a algo que ya es habitual y rebusco en el motón de periódicos del asiento de enfrente mi siguiente lectura.
Diez minutos pasan y seguimos parados, la megafonía de la estación empieza a dar avisos de algo que no termino de captar muy bien por la música del iPod.
Tercer periódico.
Ahora oigo bien el mensaje del aviso: un tren averiado se encuentra parado en el túnel entre Nuevos Ministerios y Atocha con el consiguiente atasco. Las esperas se estiman de entre 15 y 20 minutos.
La gente empieza vaciar el vagón y yo busco tranquilamente en mis bolsillos hasta encontrar mi plano del metro y empiezo a hacer combinaciones.
Otro mensaje por megafonía me sorprende mientras hago mis cábalas: “los trenes camino de Atocha, sufren fuertes retenciones”. Antes, por lo menos, daban un tiempo aproximado.
Voy a llegar tarde de todas formas, por lo que va siendo hora de elegir un mal menor y, entre una alternativa de 20 minutos de retraso y un tiempo indefinido, está clara la elección.
Así que me dirijo al metro a paso ligero, camino de un largo transbordo que me llevará a mi destino.
Esquivando viajeros y zombis mañaneros, vuelo por las escaleras mecánicas hasta la L6, la infame línea circular.

Tras un trayecto algo más largo de lo esperado, y acompañado por el siempre “gratificante” hilo musical proporcionado por móviles con reggeaton a toda pastilla, llego a mi último transbordo de la mañana.
Ya sólo quedan un par de paradas y un pequeño paseo de unos 5 minutos.
Pasadas las 9:35 cierro tras de mí la puerta de la oficina.
Bien pensado tampoco ha sido tan traumático y, de hecho (pienso mientras enciendo mi PC), ha sido una suerte que el tren se parara en Ministerios.
Al sentarme digo con una sonrisa a mi compañero (vive en Toledo): “¿Ves como tardo más que tú?”.

Después de todo esto, hoy puedo decir con el pecho henchido de orgullo: “Sí, yo he usado la parte izquierda de las escaleras mecánicas”.

Tags: , , , , , , , ,

Una respuesta para “From lost to the river”

  1. Diana Dijo:
    diciembre 16th, 2009 a las 13:18

    …deberias sacarte el carnet de conducir….., no te quita que algun atasco te comas, pero mas cómodo irias sin duda, piénsatelo

Dejar una respuesta