Un banco sólo es un banco

Un día me cansé de caminar. Llegué un parque. Elegí un banco y me senté. Vi a gente pasar. Algunos tenían la vista fija en el suelo y caminaban con sus propios asuntos. Había niños jugando cerca enfrascados en sus propias aventuras, ilusiones y sueños. Otros paseaban a su perro. Parejas hablaban alegremente. Entonces me […]