Protección

De todos los seres que habitan este planeta somos los más inútiles.
Inútiles al nacer y, en muchos casos, al vivir.
No somos capaces de valernos por nosotros mismos.
Necesitamos alguien que esté ahí tendiéndonos una mano, prestandonos un brazo donde agarrarnos o un hombro donde llorar…
¿En que parte estoy yo?
No soy el que busca una mano donde agarrarse.
Ya no.
Pero soy un poco de todo.

Recuerdo que una vez dije que somos lobos.
También hay corderos…
Porque necesitamos a alguien.
Porque necesitamos protección.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.