Jardín de infancia

Jugaba haciendo volar de un lado para otro un oso de peluche. Corría de un lado a otro, para que fuera cada vez más rápido, al grito de «¡Superdog al rescate!». Intentaba hacer que jugara con él, mientras yo hacía una mueca en un esfuerzo por sonreír cada vez que me enseñaba orgulloso los huecos …